Search
Sunday 23 September 2018
  • :
  • :

CULPABLE

Un hombre esperaba el veredicto de un pueblo para salir en libertad o quedar condenado a muerte. El hombre sabía que era inocente y como dicen las sagradas escrituras: en tiempo difícil el prudente calla.

Dejó que todo le acusara y de repente salió una mujer y dijo al jefe que no tuviera nada que ve con ese justo.

Ella había escuchado de todas las maravillas que ese hombre hacía. Hacía oír a los sordos, ver a los ciegos, los cojos andaban, los muertos se levantaban. Daba a comer a miles de personas, enseñaba en la sinagoga, le daba de beber al sediento y lloraba por sus amigos y muchas otras cosas. Pero le declararon culpable.

¡Gloria a Dios porque por ese gran sacrificio hoy somos salvos! Si aquel que era perfecto, vemos todo lo que sucedió, su padecimiento, su dolor, hoy nos enseña una maravillosa lección: sigue haciendo el bien aunque nunca recibas en esta tierra ninguna recompensa. Hay que continuar trabajando en medio de la envidia, de la maldad, de la falta de temo de Dios. Aun hay 7000 que no han doblado sus rodillas ante el Baal de este mundo.

 

Jesucristo fue declarado culpable. Amados sois bienaventurados cuando por causa del Señor padecen calamidades.

Él guardará en completa paz a aquél cuyo pensamiento en él persevera.

Gracias le damos al Señor por todo lo que hace. Si algún día te sientes triste y abatido dilo a Cristo.

Él cuando estaba en esta tierra también se sintió asó, no te detengas. Tu labor marca diferencia, sigue trabajando aunque te rodee el mal. Jesucristo viene pronto.